El ADN transgénico
en las razas criollas mexicanas de maíz

Información básica

Estructura que contiene la semilla en el teosintle, la planta silvestre a partir de la cual se generó el maíz.
Foto: Hugh Iltis

El maíz se originó en el sur de México cuando los primeros agricultores seleccionaron variantes de la planta silvestre teosintle que generaban más semillas y las producían en una forma más fácil de cosechar. Los agricultores continuaron seleccionando las primeras plantas de maíz para obtener adaptación a distintas condiciones ambientales, una mejor apariencia y más usos como alimento. Este proceso fue ayudado por la tendencia natural de las plantas de maíz a efectuar la polinización cruzada con otras plantas de maíz, con lo cual se entremezclan los genes y se produce una mayor variación, a partir de la cual se pueden seleccionar las plantas más convenientes. La diversidad genética natural del maíz en su zona de origen, combinaba con la diversidad geográfica y étnica del sur de México, ha dado como resultado que los agricultores hayan desarrollado muchas "razas criollas" diferentes, variedades autóctonas de maíz que están adaptadas a zonas específicas. En consecuencia, se considera que el sur de México es un centro mundial de diversidad genética del maíz, un recurso en potencia para los fitomejoradores de maíz de todo el mundo.


Teosinte en México.
Foto copyright Paul Gepts, Universidad de California, Davis.



Cerrar la ventana